HARDWARE ★ IMAGEN AMSTRAD : MP2 y C-10 ★

Imagen Amstrad: MP2 y C-10|Tu Micro Amstrad)
 ★ Ce texte vous est présenté dans sa version originale ★ 
 ★ This text is presented to you in its original version ★ 
 ★ Este texto se le presenta en su versión original ★ 
 ★ Dieser Text wird in seiner ursprünglichen Fassung Ihnen präsentiert ★ 

Convertidor Monitor- TV de MHT Ingenieros y modulador TV



Presentamos los periféricos Amstrad dedicados a la imagen: convertidor para monitor, y modulador para televisión. Para que veas.

Tenemos entre manos dos equipos. Ambos dedicados a la imagen, pero opuestos en cuanto a su finalidad. El primero, transforma el monitor de nuestro Amstrad en un tefevisor. El segundo transforma iu televisor en un monitor. No se trata de auténticos periféricos (llamémoslos auxiliares) pero merecen, como no, un estudio en esta sección.

CONVERTIDOR DE MONITOR EN TELEVISOR

MHT ingenieros presenta este equipo (al cual llaman C-10) cuya misión es recibir una señal de televisión (PAL color) para convertirla en salida RGB, es decir, adaptada a nuestro monitor Amstrad.

Resulta obligado a la vista del modelo, resaltar la atención que ha prestado MHT a la estética. Nos explicamos: el equipo debe estar, evidentemente, junto a nuestro monitor. Los fabncantes han previsto que esto se consiga colocándolo sobre el convertidor, para lo cual han ajustado las dimensiones de manera que nada sobresale ni se queda corto.


Además, el color gris oscuro de Amstrad cubre todo el equipo, e incluso nos atreveríamos a decir que los potenciómetros e interruptores instalados en uno y otro tienen el mismo origen. El conjunto resulta por tanto muy agradable.

Dejemos los detalles estéticos para pasar a la técnica. Para poner en marcha el equipo, necesitaremos un cable de conexión a la antena. Si tenemos un televisor instalado en casa con un conector moderno, esto es lo que necesitamos. El cable lo conectaremos en la parte trasera del C-10, donde dice antena.

A continuación colocaremos nuestro monitor sobre el C-10, aprovechando los cuatro huecos que coinciden con las patitas del monitor. Cuando queda encajado, resulta difícil que resbale; es lodo un detalle.

Ahora sólo queda conectar la entrada de video del monitor en el hueco frontal del C-10 denominado «salida». Debemos evitar el movimiento reflejo consistente en coger la clavija de 5 voltios del monitor e introducirla en la entrada de 12 voltios del mismo monitor, en previsión de posibles fuegos artificiales; por lo tanto, y como se dice en las instrucciones, la clavija de 5v se deja a un lado.

El C-10 dispone de ocho presinto-nias. Para programarlas, se debe levantar una tapita hábilmente disimulada (ya dijimos que la estética se ha cuidado al máximo); dentro encontraremos los controles de las ocho presinto-nias con selector de banda y frecuencia para cada uno de ellos.

Para seleccionar las presintonias existe un pulsador con la inscripción 1-8 encargado de cambiarlas secuen-cialmente, es decir, pulsándolo pasa a la siguiente, y cuando llega a la 8, pasa ala 1.

Nada más encender el equipo, se activa el indicador de presintonia 1. Además, otro indicador (todo son diodos LED) determina la banda seleccionada, mientras que otros dos se encargan de situar aproximadamente el canal dentro de su banda.

Esto se consigue de una manera muy original: si sintonizamos un canal muy próximo al principio de la banda, uno de los diodos estará encendido y el otro apagado. A medida que cambiemos hacia el final de la banda, la emisión de luz de los indicadores se irá in-virtiendo gradualmente. Esto proporciona una información más que suficiente para buscar una determinada emisión.

En las instrucciones se habla de una sintonía fina automática. Suponemos que se refiere a un circuito de C.A.F., pero hemos comprobado que transcurrido un tiempo desde el encendido, puede existir cierto desajuste en la sintonía. Los reajustes se hacen a pesar de todo necesarios en algunas ocasiones.

Lo que es absolutamente necesario es una buena conexión con la antena. Podremos disfrutar entonces de los resultados: una imagen con (a definición y nitidez propias de un monitor, y un magnífico contraste. Supera a un televisor en color normal, pero si la emisión es deficiente será el C-10 el que más lo acuse.

Los controles restantes son los de volumen, color, contraste y brillo. El altavoz incorporado tiene una calidad aceptable y potencia para llegar hasta donde resulta razonable situarse ante un monitor de 14 pulgadas.
El C-10 dispone además de entrada-salida de video y audio, para poder conectar un video al conjunto. Un selector determina si la entrada se realiza por la antena o desde el video.

El único, y mínimo, defecto de este magnífico aparato es no haber incluido un circuito que elimine el ruido de fondo cuando no está sintonizado ningún canal. Si tenemos las presintonias 1 y 2, y queremos pasar de la 2 a la 1, hay que pasar primero por las otras 6 presintonias. Si no se han determinado, debemos soportar el ruido.

MODULADOR/FUENTE MP-2 

Este producto de Amstrad (parecía que nunca iba a llegar a España) está dedicado a los usuarios de Amstrad CPC con monitor verde, ya que su objetivo es convertir la señal producida por el ordenador (en RGB) a una decodifi-cable por un aparato de televisión.

De paso, y ya que el monitor se encarga de alimentar al ordenador, el MP2 es una fuente de alimentación con 12 y 5 voltios c.c.

Las instrucciones (en inglés) explican muy brevemente cómo conectare! ordenador y la televisión. Para ello, el cable de video se conecta al MP-2, al igual que los cables de alimentación.

Hay dos cables más en el MP-2. Uno, para enchufar a la red, y el otro para conectar a la televisión. Se trata de un conectar moderno, lo cual significa que los televisores con la vieja cajita de conversión UHF-VHP tendrán que adoptar un nuevo conector.

A continuación, se encienden el ordenador y el televisor, y se sintoniza este último hacia el canal 36. La imagen obtenida, como podemos imaginar, está lejos de la emitida por un monitor en color, pero tiene un minimo de calidad.

Hemos comprobado que, como ocurre con todo ordenador con salida para TV. la imagen se deteriora con el tiempo, por lo que un televisor sin circuito de control de frecuencia, o por lo menos con una buena sintonización, no tiene nada que hacer.

Y con esto queda dicho todo sobre el MP-2. No nos ha sorprendido que tras unas horas de funcionamiento se caliente bastante, ya que es normal en este tipo de fuentes. Basta como precaución no cubrir la carcasa del equipo para permitir que el aire circule libremente.

¿SI O NO?

¿Nos lo compramos o no? Si queremos un buen televisor en color y no k) tenemos, merece la pena adquinr un C-10. La calidad realmente supera a la gran mayoría de los televisores de 14 pulgadas.

Si tenemos un CPC con monitor verde, y nos gustan las emociones cromáticas. necesitamos un MP-2.

TMA

★ PUBLISHERS:

★ YEAR: 198x
★ PRECIOS:

  • 22.000 ptas. + IVA (Convertidor C-10)
  • Precio: 9.450 ptas. + IVA (Modulador MP-2)

CPCrulez[Content Management System] v8.75-desktop/c
Page créée en 025 millisecondes et consultée 653 fois

L'Amstrad CPC est une machine 8 bits à base d'un Z80 à 4MHz. Le premier de la gamme fut le CPC 464 en 1984, équipé d'un lecteur de cassettes intégré il se plaçait en concurrent  du Commodore C64 beaucoup plus compliqué à utiliser et plus cher. Ce fut un réel succès et sorti cette même années le CPC 664 équipé d'un lecteur de disquettes trois pouces intégré. Sa vie fut de courte durée puisqu'en 1985 il fut remplacé par le CPC 6128 qui était plus compact, plus soigné et surtout qui avait 128Ko de RAM au lieu de 64Ko.